Home Consejos Cuando sepas lo que estas esponjas para lavar platos provocan no volverás...

Cuando sepas lo que estas esponjas para lavar platos provocan no volverás a utilizarla más nunca

3012
SHARE

El instrumento número uno para lavar los platos es la esponja de fregar, pero, ¿sabías que también es el más sucio que existe? Es el utensilio más usado a nivel mundial para lavar los platos y nunca falta en una cocina.

Este instrumento de limpieza puede ser lo más sucio que podamos tener en la cocina si no lo higienizamos como debe ser, todos sabemos que su función es la de eliminar los restos de comida y grasa de ollas y platos después de comer.

Pero, al momento de la limpieza los restos de comida pueden ser absorbidos por la esponja, y junto a la humedad que existe dentro de ella hacer crecer un nido de bacterias increíble, incluyendo la E coli, salmonella y staphylococcus.

Estas bacterias pueden sobrevivir por horas después del contacto con la esponja, por eso debes aprender a desinfectar este instrumento de limpieza después de su uso.

La esponja de fregar, lo más sucio que tienes en tu hogar

La esponja es más sucia y tiene más bacterias incluso que el inodoro o el pipote de la basura, esto lo afirma el Dr. Phillip Tierno, Profesor clínico en microbiología y patología de la Universidad de New York.

Él nos dice que las esponjas contienen pequeñas aberturas para que la comida salga de ellas sin problemas, pero que estas aberturas también permiten la entrada de bacterias y las conserva, ellas pueden permanecer mucho tiempo dentro de la esponja mojada y cuando no se desinfecta, cada 20 minutos nace una bacteria nueva, debido a la humedad que hay en ella.

Tal vez pueda sonarte tonto, que algo que usamos para limpiar resulte tan peligroso y sucio, pero es así, entonces te recomiendo lavarla después de usarla.

Forma correcta de higienizar la esponja después de usarla

El Servicio de Investigaciones Agrícolas estadounidense (ARS) en el año 2007 realizó varias pruebas que arrojaron como acabar con estos agentes microbianos de forma rápida y segura, presta atención.

Ellos remojaron varias esponjas en un caldo de carne cruda con agua para aumentar la cantidad de bacterias que había en cada una de ellas, luego hicieron la siguiente prueba:

  • Una fue sumergida en lejía al 10% durante tres minutos, luego en jugo de limón por un minuto, después se introdujo al microondas a potencia máxima por un minuto, y finalmente al lavavajillas durante el proceso de secado.

Estos resultados determinaron que se exterminó un 37% del 87% de las bacterias que habitaban e la esponja, pero en el microondas se eliminó el 99.9% lo que se asemejó mucho al lavavajillas, por lo tanto:

La mejor forma de eliminar las bacterias es  introducirla en el microondas a potencia máxima o el lavavajillas durante el proceso de secado, después de lavarla con agua y jabón.

También puedes seguir estos consejos:

Lava la esponja con agua limpia se exprime bien después de cada uso.

Procura tener por lo menos dos esponjas, para que las rotes, mientras desinfectas una, lavas la otra.

Antes de lavar los platos, elimina los restos de comida con un papel o servilleta, esto evitará que sean menos la comida que penetre.

Después de cada uso ponla a secar, así las bacterias no podrán crecer tan rápidamente.