Home De Interes Estudios afirman que la inteligencia se hereda de la madre y no...

Estudios afirman que la inteligencia se hereda de la madre y no del padre. Dinos que piensas al respeto!

361
SHARE

No existe una definición precisa que nos demuestre qué viene siendo la inteligencia, al menos a nivel mental. En la biología siempre se ha llegado a definir la inteligencia como parte de los procesos cognitivos generales que posee el ser humano, estos son la memoria, atención, lenguaje y razonamiento. Lo que nos diferencia de los animales.

Por otro lado, la tecnología ha hecho grandes e importantes avances a nivel de medicina. Desde las últimas 3 décadas, se han venido implementando estudios más precisos referentes al genoma humano, de modo que se entiende cada vez más como influye la genética de cada padre sobre el desarrollo de su hijo.

Los genes son los que mejoran la eficacia de las capacidades cognitivas. Muchos expertos estudian estos llamados “genes de la inteligencia” para entender de qué manera se extiende entre las descendencia. Lo más interesante es que los progresos han sido bastante bueno, llegando a resultados indiscutibles.

Habla la genética: La inteligencia es un gen de la madre.

Los científicos han demostrado, con numerosas pruebas, que el gen de la inteligencia viene legado por la madre. Esto se debe a los genes condicionados, los cuales por lo general actúan en base a su posición inicial y vienen dados por la madre. Lo mismo pasa con ciertos genes que se condicionan por parte del padre.

Los genes ligados a la inteligencia se hallan en el cromosoma X, por lo que los niños adquieren la inteligencia principalmente de su madre. Los estudios de este tema vienen desde el año 1984, en la universidad de Cambridge, se evaluó el desarrollo del genoma y se concluyó que los genes maternos contribuyen al pensamiento.

Es bueno aclarar que eso no significa que el padre no tenga influencia genética en el desarrollo cerebral de su hijo. Mientras la madre desarrolla la zona del lenguaje, la memoria y pensamiento; el padre por su lado desarrolla los instintos básicos de supervivencia, emociones y deseo.

El director del laboratorio cognitivo de Beijing, Zhao Bowen, afirma que además de la genética, hay muchos factores que podemos controlar para trabajar nuestra inteligencia, y sobre estos necesitamos enfocarnos.

De manera que, aunque la genética de la madre da mayor capacidad de inteligencia, queda de nuestra parte hacer relucir esa capacidad.