Home Remedios Caseros Haz este remedio solo una vez cada cinco años y olvidate de...

Haz este remedio solo una vez cada cinco años y olvidate de las enfermedades!!!

1069
SHARE

La medicina natural tiene su origen en ancestros que aprovechaban el consumo de elementos aportados por la naturaleza para obtener beneficios saludables.

De ese modo nació la cura tibetana del ajo, la cual consiste en una receta ideada por monjes budistas del Tíbet, la cual aprovecha las propiedades medicinales del ajo.

Ha sido aplicada como una terapia depurativa que ayuda a prevenir y tratar enfermedades peligrosas, del mismo modo nos permite reducir de peso de manera sencilla, económica y muy saludable. Casi cualquier persona la puede elaborar, por lo que deseamos dejarte la receta aquí mismo.

Probablemente experimentes algunos efectos adversos al principio de su consumo, efectos tales como dolor de cabeza, erupción cutánea u otro malestar.

Hay que estar conscientes de que es parte del proceso de desintoxicación y no suelen durar mucho tiempo. Sin embargo, en caso de prolongarse acude a tu médico de confianza.

Aquí te explicaremos brevemente cómo puedes seguir esta cura tibetana y mejorar la condición de tu organismo sin mayor preocupación.

Cura tibetana del ajo, beneficios y modo de aplicación.

Si necesitas algunos motivos para seguir esta cura, aquí tienes sus mejores beneficios:

  • Elimina exceso de grasas.
  • Disminuye el colesterol malo.
  • Reduce los triglicéridos.
  • Previene la formación de trombos en el organismo.
  • Regula la presión arterial.
  • Depura y fortalece el funcionamiento del hígado.
  • Fortalece los riñones y revierte la retención de líquido.
  • Ayuda a la circulación sanguínea.
  • Mejora el sistema inmunológico y aumenta las defensas del organismo.

Por otro lado, estas son algunas de las enfermedades para las que esta aplicación puede resultar útil.

  • Problemas respiratorios.
  • Dolor de cabeza agudo.
  • Inconvenientes oculares o pérdida de audición.

Antes de realizar este tratamiento es bueno que te hagas un chequeo previo, además toma en cuenta que no pueden consumir este tratamiento quienes padezcan de úlceras, quienes consuman anticoagulantes o personas que no toleran el ajo crudo.

Ingredientes:

  • 350gr de ajo.
  • ¼ de litro de alcohol para consumo.

Para el tratamiento debes colocar los ajos ya pelados y triturados en una botella, con el alcohol. Debes tapar herméticamente y conservar en la nevera por 10 días, luego filtrar el alcohol con ayuda de una tela. Conserva en la nevera durante 3 días adicionales. Así tendrás la mezcla lista.

Sigue las indicaciones de este preparado con la cantidad de gotas adecuadas, puedes diluir en un poquito de agua. Guarda siempre en la nevera y consume al menos media hora antes de cada comida.

Días:

  1. Consume 1 gota al desayuno, 2 gotas al almuerzo, 3 gotas a la cena.
  2. Consume 4 gotas al desayuno, 5 gotas al almuerzo, 3 gotas a la cena.
  3. Consume 7 gotas al desayuno, 8 gotas al almuerzo, 9 gotas a la cena.
  4. Consume 10 gotas al desayuno, 11 gotas al almuerzo, 12 gotas a la cena.
  5. Consume 13 gotas al desayuno, 14 gotas al almuerzo, 15 gotas a la cena.
  6. Consume 15 gotas al desayuno, 14 gotas al almuerzo, 13 gotas a la cena.
  7. Consume 12 gotas al desayuno, 11 gotas al almuerzo, 10 gotas a la cena.
  8. Consume 9 gotas al desayuno, 8 gotas al almuerzo, 7 gotas a la cena.
  9. Consume 6 gotas al desayuno, 5 gotas al almuerzo, 4 gotas a la cena.
  10. Consume 3 gotas al desayuno, 2 gotas al almuerzo, 1 gotas a la cena.
  11. 25 gotas cada momento del día, repite los días siguientes hasta terminar el preparado.

El manuscrito antiguo que mantiene esta receta, afirma que no debe repetirse antes de 5 años. ¿Te atreve a probarlo?