Home Actualidad Monja fallece con una sonrisa y deja una nota a sus parientes...

Monja fallece con una sonrisa y deja una nota a sus parientes en la que les ordena hacer esto…

912
SHARE

La religión en el mundo suele causar bastante polémica por lo que en ocasiones, muchas personas prefieren evitar temas similares. Pasa también que pocas veces los temas religiosos pasan a ser tendencia en redes sociales o son comentados por gran cantidad de personas. Hay quienes les aburren o desinteresa por completo.

Sin embargo, el tema en particular del que queremos mencionarte el día de hoy ha tocado muchos corazones, más allá de las creencias de cada persona. A raíz de una lección de vida que vale la pena mencionar el día de hoy.

La hermana Cecilia María, una monja que vivió en el monasterio de Santa Teresa y San José de Santa Fe, ubicado en Argentina, falleció hace muy pocos días. Por su puesto que esa fue una noticia muy lamentable, compartida en una cuenta de Facebook de nombre Curia Generalizia Carmelitani Scaliz.

La hermana fue víctima de un cáncer de pulmón que terminó con su vida, pero esto no le impidió jamás dar amor a quienes la rodeaban. Continuó con sus actos llenos de bondad hasta el final de sus días y por esto, la página de Facebook la honró compartiendo sus últimas palabras al mundo. Palabras que van a quedar inmortalizadas.

Este fue el conmovedor mensaje que dejó esta monja al mundo, poco antes de fallecer.

Ella vivió durante años en compañía de otras hermanas de su monasterio. Su vida estuvo dedicada en cuerpo y alma a la oración y al servicio de Cristo. Entre sus actividades preferidas estaba tocar el violín y ayudar a quien la necesitara. Era una persona dulce, bondadosa y muy carismática que lograba contagiar actitud positiva.

A la edad de 26 años, fue que dio sus primeros votos como una Carmelita Descalza. Tuvo claro su propósito de vida desde muy pequeña y jamás dudó en seguir el sendero de dios y aportar sus energías en seguir sus enseñanzas.

En Enero de este año, fue diagnosticada de cáncer en la lengua, el cual se extendió progresivamente hacia los pulmones. Acabando con su vida hace pocos días, a la edad de 43 años.

Antes de fallecer, dejó su último deseo a través de un trozo de papel, ella escribió lo siguiente: “Estaba pensando cómo quería que fuera mi funeral. Primero oren, pero luego hagan una fiesta. ¡No se olviden de rezar, pero tampoco de celebrar!”.

A lo largo de su vida, llegó a muchos corazones y demasiadas personas la van a extrañar enormemente. 3 días antes de morir, le tomaron una fotografía en la que se ve cómo ella, aunque sufriera mucho dolor por su enfermedad, no dejaba de esbozar una sonrisa.

Como mencionamos, no hay que ser creyente en algo, para ser tocado por una historia como esta. Su lección es general, debemos vivir la vida de la mejor manera y volver nuestros sueños realidad. Aprovechar cada instante de la vida y realiza lo que quieres, poder irte con una sonrisa en el rostro.

No dejes de compartir en tus redes sociales al resto del mundo, esta conmovedora historia.

SHARE