Home Consejos No necesitas el tallo de una rosa para tener miles de ellas…mira...

No necesitas el tallo de una rosa para tener miles de ellas…mira cómo tienes que hacer para sembrarla

911
SHARE

Desde el inicio de la historia, la humanidad ha venido practicando el cultivo como medio de supervivencia más efectivo.

Las plantas siempre han sido necesarias y útiles para la vida del ser humano, más allá de ser alimentos ricos en nutrientes, han servido para recetas medicinales.

Incluso en la actualidad nos ayudan a mantener decorados nuestros espacios.

Ya no se practica con la misma frecuencia el cultivo debido a diversos factores.

La mayoría de las personas han emigrado a grandes ciudades que no cuentan con espacios para esto.

Otros han perdido terreno sobre el cual poder mantener plantas y en general ha crecido la apatía por seguir esta práctica.

Queremos ayudarte a plantar en tu hogar nuevamente, aprovechar una actividad que realmente relaja y puede traer beneficios para ti.

A casi cualquier persona le agradaría la idea de mantener su jardín y su hogar repleto de rosas, pero estas quizás resulten excesivamente caras.

Con el proceso que estamos por mencionarte, vas a poder mantener tu jardín repleto de estas plantas, utilizando apenas unas pocas rosas. El proceso es muy sencillo y puedes terminar disfrutándolo. Aprende a cultivar rosas en tu hogar.

Con este método, puedes hacer crecer rosas en tu hogar con muy pocos materiales.

Lo primordial es verificar que cuentas con terreno suficiente para poder mantener tu siembra. No requieres un espacio demasiado grande pero sí necesitas algún terreno.

Si no la cultivas en tu jardín, puedes recolectarlas a medida que florecen y decoras con estas tu hogar, imagina incluso poder armar un hermoso ramos.

Comienza cavando una zanja de 15 cm donde va a crecer tu planta. Agrega un poco de arena y coloca algunos tallos de rosa de al menos 25 cm, en posición vertical.

Debes limpiar los tallos y quitarles todas las hojas; entiérralos dejando al menos 8 cm de espacios entre ellos.

Con estos tallos fijos, procedes a cubrir la zanja con abono y presiona bien hasta que esté compacto. Agrega regularmente agua y permite que lleven suficiente luz solar.

Algunos jardineros, prefieren clavar los tallos en papas crudas, justo antes de cultivarlos. Inténtalo.

En poco tiempo, tu jardín será la envidia de tus vecinos.

SHARE